¿Qué es la osteopatía y cuál es su base?

  •  En osteopatía se abarca a la persona desde su globalidad, ya que el cuerpo humano tiene a su alcance todo lo necesario para curarse y regularse a sí mismo de forma natural. La prioridad del osteópata es localizar el origen de la disfunción que está generando síntomas y activar la autorregulación para recuperar la funcionalidad adecuada. Esto permite que el cuerpo tenga acceso a vías más sencillas para su autoabastecimiento de recursos y restaure el equilibrio de base.

  • Para que todo esto pueda suceder, es necesario tener los conocimientos académicos y una gran sensibilidad para poder interpretar la información que el cuerpo te brinda y determinar así el problema. Es imprescindible la fuerza vital del paciente, que es la que está constantemente trabajando de manera silenciosa para mantener el estado de bienestar, a todas horas, todos los días de la semana.
  • La osteopatía utiliza una serie de técnicas manuales, que son el resultado de comprender el funcionamiento del cuerpo y permiten intervenir en el proceso de equilibrio del organismo, regulando el ritmo de los procesos fisiológicos y su función.

¿Cómo puede ayudarte?

  • Cuando el organismo sufre una pérdida de integridad y cohesión, se puede traducir en disfunción. En una disfunción se va a ver reflejada aspectos mecánicos, bioquímicos, sistema circulatorio y nervioso, esto se traduce a estrés en el organismo.
  • El cerebro no entiende de estrés como lo podemos entender nosotros, un estrés puede ser un león que te va a atacar, un examen, una situación fuera de tu zona de confort o incluso un desbordamiento bioquímico al que se haya de adaptar en cuanto a alimentación.
  • Por lo tanto, el objetivo en Osteopatía es reequilibrar el estado físico, mental y espiritual muchas veces traducido a ese estrés generando huellas en el organismo capaces de ser detectadas por el Osteópata y reducir los síntomas pertinentes.
  • Como se da un equilibrio global estructural, los Dolores que aparecen por desequilibrios mecánicos se pueden prevenir o mantener bajo control mediante un trabajo preventivo.

¿A quién va dirigida?

La osteopatía está indicada para todo tipo de personas desde su nacimiento al adulto y el acompañamiento de la mujer en todas sus etapas. Se tratan alteraciones del sistema musculoesquelético, posturales, disfunciones de la articulación temporomandibular, digestivas o respiratorias para mejorar la circulacion e informacion nerviosa.

A todas las personas que puedan tener los siguientes Síntomas:

  • Dolores musculo-esqueléticos; lesiones, contracturas.
  • Trastornos intestinales.
  • Fibromialgia.
  • Problemas mecánicos.
  • Problemas circulatorios.
  • Problemas respiratorios.
  • Desequilibrios del sistema nervioso con todo lo que ello conlleva* (estrés, migrañas, insomnio…).

*NO HAY NINGÚN SÍNTOMA QUE NO ESTÉ CAUSADO POR UN DESEQUILIBRIO DEL SISTEMA NERVIOSO VEGETATIVO O QUE LE PRECEDA O ACOMPAÑE UN PROCESO INFLAMATORIO.

A todas las personas que necesiten tratamiento en:

  • Preoperatorios y postoperatorios.
  • Síntomas causados por extracciones dentales o implantes.
  • Preparación al parto.
  • Infertilidad. (algunos casos)
  • Ansiedad.

“find it, fix it, and leave it”

Las palabras literales de A. T. Still, al que podríamos llamar el padre de la osteopatía, decían «find it, fix it , and leave it alone», queriendo expresar lo siguiente: encuentra la causa del desequilibrio, ya sea musculoesquelética, visceral, neurológica…; una vez encontrada, corrígela, y vete, tu faena ya está hecha, deja que el cuerpo siga haciendo lo que sabe hacer mejor, autorregularse, sin que tú estés allí interfiriendo innecesariamente.

...y para que entiendas más la osteopatía te ponemos un caso.

Lo primero que tenemos que entender es que el cuerpo funciona como un todo.

Por ejemplo, en un paciente que nos viene por dolor de espalda, es importante, no solo tratar la zona posterior o zona de la espalda, si no tratar también la parte anterior o delantera del cuerpo. Veamos por qué; Al dolerle la espalda el paciente adoptará lo que llamamos una posición antiálgica, es decir una posición ”antidolor”, hacia adelante, es decir, posición encorvada.

Teniendo en cuenta que las costillas están unidas al esternón y van hacia atrás para articularse con la en la columna, una manera de tratar el dolor es trabajar a nivel costal toda la parte anterior para abrir el tórax, así también trabajaremos el diafragma, que se inserta en las últimas costillas y en las lumbares. El diafragma como vemos, tiene una relación directa con las lumbares, pero también tiene relación con las cervicales por su inervación, ya que el nervio que llega al diafragma es el nervio Frénico y tiene su origen en las cervicales. Es muy importante que toda la columna tenga una correcta biomecánica, es decir movilidad para que todos los órganos, músculos, tendones, etc que se unen a ella o cuyo nervio salga de esa zona, no se vean influenciados y comiencen a doler.

Scroll to Top
Scroll to Top